Retos y mejoras de la actualidad: Las reflexiones de nuestros mayores acerca del desarrollo

En el marco de nuestras acciones de sensibilización en Castilla y León, recientemente hemos visitado la residencia y el centro de día “USERA”, ambos situados en la localidad de Salamanca y dirigidos por IDEA; la residencia “San Agustín” de Cáritas, situada en la localidad de Toro (Zamora) y la residencia DomusVi “Puerta Nueva” de Zamora. Todo ello con el fin de mantener un encuentro con las personas mayores de estos centros y conversar sobre qué significaba para ellos el concepto “desarrollo”.

 

Comenzamos estos talleres hablando sobre cuáles eran las principales mejoras que percibían entre el periodo de su infancia-juventud y el momento actual. A este respecto, destacaron el progreso en el ámbito del hogar, la tecnología, los medios de transporte, la ropa y la medicina.

 

 

Durante su infancia, la mayor parte de casas no tenía acceso a agua ni a electricidad, no había aseos, los sistemas de calefacción eran deficientes o inexistentes, no había medios para conservar los alimentos fríos, el acceso al vestido era muy limitado, no había prácticamente medios de transporte público entre las distintas localidades del entorno y el acceso a medicinas no era generalizado.

 

Asimismo, abordamos los aspectos que consideraban que habían empeorado en el conjunto de nuestra sociedad. En este caso, se puso el acento en la educación de la juventud y el respeto a las personas mayores; y se destacó el consumismo y el excesivo individualismo en el vivimos en el momento presente.

 

Una vez tratadas ambas cuestiones, se concluyó que, a pesar de que las mejoras que ellos perciben en su entorno han traído más bienestar y comodidad para nuestras vidas, también se ha hecho consciencia -sobre todo en las generaciones más jóvenes- respecto a la limitación de ciertos recursos y el efecto negativo que tienen muchos de nuestros comportamientos en el conjunto de nuestro planeta, en especial en las regiones más empobrecidas.

 

 

El derroche de agua, el malgasto de energía, el desecho de alimentos, el consumo excesivo de ropa, etc. no sólo tendrá un efecto adverso sobre el futuro de nuestra sociedad; sino que también está afectando en el presente a los países en vías de desarrollo que experimentan cómo fenómenos como la sequía, la falta de acceso a fuentes de energía, la desnutrición o la explotación infantil condena a la pobreza al conjunto de sus habitantes.

 

Al respecto, es fundamental tomar en cuenta la experiencia de nuestros mayores y apostar por formas y estilos de vida que sean menos dañinos y contribuyan a crear un clima de respeto y amistad entre las distintas generaciones de nuestra sociedad y las naciones más y menos desarrolladas.

 

Puedes conocer más acerca de estas reflexiones a través de nuestro podcast “La Escuela de Nuestros Mayores”, con el que se pretende combatir el edadismo, aportando claves para ser más conscientes de las realidades que se viven hoy en día.

 

https://go.ivoox.com/rf/89366834